domingo, 5 de julio de 2009

Problema con el tiempo


En el pueblo donde vivo tenemos un problema.

Pero al parecer a nadie le parece que sean un gran problema, por lo menos no me he encontrado con alguien que concuerde conmigo. Es que la vida cotidiana del pueblo esta adelantado en 10 minutos sobre la hora por culpa del reloj de la Iglesia y sus campanas que religiosamente tocan cada hora y las medias dan un solo campanazo.

Mis primeros dias en este lugar pensé que seria algo pasajero, que se resolvería con los días, que un día vendría el relojero a hablar con el Cura y explicarle que el reloj , va mal y lo arreglaría , que finalmente sincronizaría la vida del pueblo con la vida del mundo exterior donde todo funciona como debe ser o sea según la hora oficial del mundo, que aparece en la tele, en la radio, en internet, etc..

Pero en el pueblo todo se rige por las campanas de la iglesia y a veces me parece que estoy soñando o en un capitulo de una serie antigua que se llamaba The Twilight zone.

Pobres los turistas que se acercan al pueblo en estos días de verano, y que les da por hacer la compra justo a la hora de cerrar, pues ellos piensan (lógicamente) que con 10 minutos antes de la hora les sobra el tiempo, llegan a la puerta del super y las dependientas sonrientes les explican a través del cristal que lo sienten, pero que es la hora de cerrar y que tienen que esperar hasta las 5:00 p.m. para poder hacer sus compras, entonces los turistas miran su relojes entre extrañados y tristes pues se quedaron con el estomago vacío ahora justo que les empezaba a reclamar.

Lo que pasa por lo que he podido observar, a la gente esto asunto les da igual pues rigen su vida dentro de las 4 fronteras del pueblo, no salen mas allá. A los que trabajan fuera no les importa pues solo regresan al pueblo a descansar, los que vienen a trabajar a esos si que les choca como a mi este asunto, pero salen corriendo de su trabajo con 10 minutos de antelación para no perder el tren.

Yo rebelde como soy me empecino en regirme por la hora de fuera, la real y entonces como resultado siempre llego tarde a todos lados y como me resisto, me encargo de decirle a la gente que el reloj esta adelantado y que esto debería ser solucionado, pero la verdad es que no encuentro apoyo. Esto no me funciona.

Tengo que confesar que este asunto me trastorna la existencia.

Pero me consuela pensar que la loca no soy yo.
Y lo único que me recuerda que no estoy equivocada, que debería claudicar y dejarme llevar, es el tren que pita a su hora y no a la de los campanazos. La verdad es que cuando voy corriendo a tomarlo respiro aliviada a vivir la vida en tiempo real.

9 comentarios:

JOSÉ TADEO TÁPANES ZERQUERA dijo...

Querida Luz:
Qué historia tan interesante esta que nos cuentas. Cierto que es un inconveniente que el reloj del campanario tenga otra hora, pero te confieso que en mi propia casa, mi mujer tiene un reloj con una hora y yo con otra, jejeje, pero bueno, conseguimos encontrarnos y hacer que ese desfasaje no se convierta en un total desfase.
Besitos:
Tadeo

xenia dijo...

Jajajaja, puñetero reloj!! No entiendo muy bien... no vivías ahí antes? me pierdo un poco jajja.

En los pueblos se aferran a sus costumbres y no ven más allá de sus narices pero eso pertenece a su encanto, que le vamos hacer... xD

Besos guapa.

tetealca dijo...

Pues si que son cabezones y tercos en tu pueblo. Creo que tendrás que ir directamente y poner en hora ese reloj tu misma.
Un abrazo.

Ela dijo...

Me recuerda a la ciudad de Onetti u otra de esas perdidas, más bien, me recuerda a un lugar mítico.

AZUL dijo...

Me regalaste un viaje a cuando me fui a vivir a la selva y ahi los lacandones seguian con el horario noraml "de Dios" como le decian ellos y salias y estaba el mundo sometido al horario de verano.....y todo se complicaba pero finalmente tenian toda la razón porque mover con la escusa de ahorro de erngias y de más, si en la civilacion no hacemos más k despedazar el mundo....en la siembra no hay cambios, en los animales no hay explicación....

Ahora Que Hice dijo...

es que ahí no son las que son sino las que ellos mandan. un pueblo con cierta independencia.

:)

Luz dijo...

Jose Tadeo
Pero es diferente!!!!, uds. saben lo que hacen y es por propia conveniencia, yo nado contra corriente, jeje.

Xenia
Siempre me digo que estoy de paso y la verdad ya llevo un tiempo aquí.

Tetealca
Ya quisiera yo!!!!, poder subir al campanario.

Ela
Bienvenida a mi camino, se oyen tan fantástico pero la realidad me golpea cada día al sonar el despertador.

Azul
Mira que interesante, yo también pensé en la Ley del tiempo o la ley de la naturaleza, o el tiempo según los mayas. un tema apasionante, lo recomiendo.

Ahora que hice
Eso si es verdad, serán tercos!!!!

Lo que cuento son historias curiosas que me pasan, pero no se lo tomen muy en serio y Gracias a todos por venir a mi camino.

Otra vez a viajar al olvido... dijo...

que se muera el reloj...

Luz dijo...

Otra vez a viajar al olvido
Secundo la moción, ¡Que mueraaaaaaaa!

Eres bienvenido a mi camino.


Gracias Lucia