miércoles, 6 de mayo de 2009

De volantes inesperados



Que reviso el buzón y entre correos, publicidad y facturas me encontré un volante, de esos que te dejan cuando no te encuentran cuando es un certificado el que te envían y me dio un vuelco el corazón.

Una grata sorpresa pues aunque me había dicho que lo enviaría  en primer lugar no pensé que lo haría y en segundo de que llegara por el correo.

El volante decía que como no me habían encontrado en casa, tenia que recogerlo en la oficina de correos al día siguiente.

Y que suplicio tantas horas para esperar a ver lo que me había enviado.

A las 12:00m
Y yo pensaba  y pensaba......

A las 3:00p.m.
¿Sera el  regalito que me prometió?

A las 5:00p.m.
¿Habrá escrito una carta también?

A las 7:00p.m.
¿Vendrá perfumada? como en tiempos pasados.

a las 900p.m. 
¿Y si le hago una tarjetita de agradecimiento?, Bueno,  debería de ver primero lo que escribió, no?

11:30p.m.
A cama!!! y dejar de pensar en el asunto.


Y al día siguiente:.

Tempranito, tempranito me fui al correo  y me pregunto porque no abrirán a las 7:00a.m.?,jeje
Y cuando llego a mostrador me pongo nerviosa porque no encuentro el dichoso volante.
Y cuando lo recibí, que alegría!!!
Es que mi cara era un poema, me quise componer  para borrar la sonrisa pero para ser sincera era imposible.

Abrí la carta despacito en la  misma puerta del correo y era el regalito prometido, mas una cartita.
Y al leer lo que decía, pienso que me gusto.  Y claro que me gusto!!!!.
Bueno no era lo que esperaba pero hay que perdonarlos ( a los hombres)  no saben mucho de estas cosas, me digo a mi misma.

Y ahora viene el análisis:

De lo contenta  que me sentí al esperar, que era  una carta que me escribieron de puño y letra, un regalito que  el compro y un paquetito que preparo para enviármelo. ( Que gran esfuerzo de su parte!!!) 

Y me quedo pensando que desde que tenemos internet, con su e-mail, su messenger, sus paginas sociales, le hemos perdido el gusto a las cartas de verdad,  las que puedes tocar, ver la letra de quien te las escribe y así te acuerdas mas de la persona que es. 

Me refiero a las cartas de verdad  las  que guardas en una cajita de recuerdos y que puedes releer en tu cama, aunque no haya luz, ni estés conectada. La tecnología nos acerca de cierta forma pero también nos aleja de mil maneras  y en especia de la emoción de escribir y recibir una carta de  las de verdad.



Y yo que pensé que no era tan romántica, jeje




¿Amores de lejos?  Son de pendejos.



Esto es medio en broma y medio en serio. 

6 comentarios:

NTQVCA dijo...

Me encantaba recibir y enviar cartas por correo, tienes toda la razón, no es lo mismo esa felicidad que te provoca ver una papel a tu nombre escrito con puño y letra por alguien que quieres.

la MaLquEridA dijo...

Yo tengo muchas cartas guardadas de mi pequeñita,ahora mismo al buscar un papel,encontré varias,
nunca me voy a deshacer de ellas.

Nunca.

Nunca.

seo dijo...

yo siempre fui de carta de puño y letra pero parece que ha pasado de moda y hay que adaptarse a los nuevos tiempos jejeje

Luz dijo...

NTQVCA
A mi me encanta recibir cartas, esa felicidad que te entra cuando ves un sobre y te mueres de curiosidad por saber que dice, jeje

La malquerida
Yo soy igual que tu, el problema es que vas acumulando cosas y despues no hay quien se atreva a ayudarte a mudar, jeje.

Seo.
La tecnologia no acerca pero tambien nos aleja.

Gracias a todas por venir a mi camino.

AZUL dijo...

La magia de esas cartas, de la espera del cartero, son insuperables....aún con la rapidez del messenger, el telefono, el mail, como bien lo dices, ahi iba el sello personal aunado a la espera de ese servico que iba calentando la emoción por recibir ese sentimiento plasmado en un texto....si yo extraño esas cartas....lo confieso.

Luz dijo...

Esa emocion de recibir una carta, es especial, sea algo esperado, como algo sorpresa,
Yo me esmero en mis cartas, la letra, el papel, el sobre, todos los detalles que hacen de una carta especial.
Yo las atesoro,

Gracias por venir a mi camino.


Gracias Lucia