domingo, 19 de octubre de 2008


Extracto de la  Novela " La ley del amor"

Escrita por Laura Esquivel

 

 

La persona que causa desequilibrio en el orden cósmico, es la única que puede restaurarlo. La mayoría de las veces no es suficiente la vida para lograrlo.  Por eso la naturaleza permite la reencarnación para dar oportunidad a des acomodadores de arreglar sus desmadres. 

Cuando existe odio entre 2 personas, la vida los reúne tantas veces como sea necesario hasta que desaparezca el odio. Nacerá una y otra vez cerca uno del otro, hasta que aprendan a amarse. Y llegara un día después de 14 mil vidas en que habrán aprendido lo suficiente sobre la Ley del Amor, como para que les sea permitido conocer a su alma gemela. 

Esta es la mejor recompensa que un ser humano puede esperar de la vida y pueden estar seguros de que a todos les va a tocar pero a su debido tiempo. 


 

 

 

Y yo me quedo pensando que complicado que debemos resolver nuestros asuntos pendientes con aquellos con los que tengamos “asuntos pendientes”. Eso se dice fácil.

 

Pero igual el tema de almass gemelas me encanta, leí todas las novelas de Brian Weiss, donde el, un Psicoanalista reconocido, da paso a creer en este tema con una base científica y cuenta varios casos sobre gente que ha tenido regresiones y ha descubierto  a sus almas gemelas.

Estas almas no necesariamente tienen que ser en pareja, que pueden ser madre e hijo, hermanos o amigos.

 

Seria maravilloso poder descubrir lo que fuiste en el pasado, ver si tuviste algo que ver con la historia,  poder reconocer a tus seres queridos que siempre fueron y siempre serán,  porque te seguirás reencontrando con todos ellos. Que felicidad!!! Los volverás a ver.

 Pero las regresiones no solo sirven para eso, sirven para descubrir los miedos o fobias, enfermedades que no se curan, depresiones y buscar la cura. El caso es que en el camino también podrías descubrir algo que de repente preferirías no saber, como que si fuiste Jack el destripador por ejemplo.

Pero sobre el tema del amor que es lo que mas nos atañe, si tienes un deja vu, que viste a alguien y te es familiar, que hablas con una persona y te sientes cómodo sin saber porque he aquí al respuesta, ¡ya los conocías, solo que no lo sabias! 

Este libro retrata el amor a través del tiempo donde las almas se rencuentran en cada época por siempre, para bien y también para mal. 

Entonces si cabria el termino de que el amor es  eterno. Y yo que pensé que solo se sufría una vez ;-)

5 comentarios:

Lily dijo...

Hola Bonita!!! Como estas?? Tanto tiempo que estamos alejadas..
Estoy en un ciber y no puedo entrar a mis casillas, y encima te firme y como en los viejos tiempos se borro todo por un error de la pagina!!
Me encanta lo que escribis en tu blog, trato de imaginar que esta pasando en tu vida y DIOS!! sabes que algunos de tus textos calan muy hondo en mi alma, maldito amor...
Supuestamente esta semana vuelvo a tener pc en casa asi que escribime contantome que es de tu vida, se que te debo un mail lleno de explicaciones. Estoy pensando en mudar mi blog, tengo que empezar de cero una vez mas, salir de mi infierno...

BESOS

Lily

NTQVCA dijo...

No hay duda, aqui hay conexión, de verdad que me sorpredne ver como escribimos de cosas similares sin habernos leido antes.
Ya buscaré el libro, me encanto el tema.
Besos y abrazos

Luz dijo...

Lily
Que bien tenerte de vuelta, me preocupe monton por ti, me alegra que te guste mi blog, ;-, esta muy humilde la verdad, jaja.
Nos escribimos y los mas importante no nos alejemos,
Abrazos

ntqvca
El tema es apasionante, un poco romantico la verdad, pero creo que en tu caso aplicaria, ;-) y RECUERDA!!! para bien pero tambien para mal.
Abrazos

AZUL dijo...

Hoy comprooo ese libro sin duda, me dejaste sumergida en la ilusión de reencontrarse, de una oportunidad más...de mi feliz sueño del infinito retorno...

Y claro k aceto k me limkes, será un placer...buen día, buena vida!!!

JOSÉ TADEO TÁPANES ZERQUERA dijo...

Hola Luz:
Yo creo que Laura Esquivel lo dice muy bien:
Somos responsables de cuanto desequilibrio causamos tanto en el mundo físico como en el mundo espiritual. Por tanto, la ley de acción y reacción, que es una ley equilibrante, crea condiciones para que cada uno de nuestros desequilibrios sean equilibrados. Para eso se nos es dado volver a nacer. Por eso es que atraemos a nosotros a personas ya conocidas de vidas anteriores.
Luego, entiendo por alma gemela, a esa mitad exacta de nosotros, a ese complemento nuestro con signo contrario, a ese ser que se formó del mismo principio espiritual que nosotros. Ese ser que nació de una mónada, que estaba unida a la mónada de la cual nacimos. Ambos seres, debido a una gran explosión, salieron disparados en direcciones contrarias, se polarizaron con cargas diferentes y dieron origen a seres diferentes que por una extraña ley de atraccion de contrarios, uno siempre aparece en la vida del otro. Lo que sucede es que son seres tan diferentes, que muchas veces cuesta trabajo que se amen, y si lo hacen, las muchas diferencias terminan alejándolos. Este alejamiento deja el alma destrozada y mal herida. Entonces ambos buscan sanar sus heridas en brazos de esos seres iguales, pero de la misma polaridad. Esos seres que surgieron de mónadas que salieron disparadas en la misma dirección en el momento del Big Bang.
El problema está en que a lo largo de nuestras encarnaciones, nos movemos entre esos dos seres, acercándonos y alejándonos. Incluso, conocemos a seres de polaridad distinta pero no tan diferentes como nuestra alma gemela de polaridad distinta, con el fin de que soportándolo, aprendamos a soportar y a entender a este tipo de persona contraria a nosotros.
Lo que debemos saber es que en el fin de los tiempos, llegaremos a amar verdaderamente a ese ser. Y lo que debemos saber es que no es necesario esperar a que llegue el fin de los tiempos. Ahora mismo podemos aprender a amar a ese ser que la vida lo empuja a nuestras vidas. Lo que pasa es que lo vemos tan diferente y vemos que nos cuesta tanto vivir a su lado, que pensamos que no, que esa persona no es nuestra alma gemela, que no es con quien debemos estar y nuestra mente nos lleva a buscar a un ser de igual polaridad que la nuestra. Pero la realidad es que esa persona sí es nuestra alma gemela. Cada vez, lentamente, se acercará más y más, y las relaciones serán mejores, pero eso se dará muy despacio. Y claro está, aceptar lo diferente es un acto de amor que no está en consonancia con nuestro grado de evolución espiritual actual, pero vendrán tiempos a partir de que se entronice la era de acuario, en que se facilitarán los amores entre contrarios.
Dicen que cuando dos almas gemelas, es decir, dos seres de gemelos de polaridad contraria, se encuentran y se aman, ese amor irradia una luz tremendamente bella en los planos espirituales. Y es como si el camino hacia Dios se allanara, como si el camino que la humanidad necesita recorrer para llegar al Reino de los Cielos, se iluminara y por tanto, sirviera de guía a las demás almas que sufren en la tierra por amor, por no poder desentrañar el misterio del amor de pareja. Besitos:
Tadeo


Gracias Lucia