sábado, 4 de octubre de 2008

Hace unos días hubo un eclipse y  salí toda preparada a darme un baño de luna (que por cierto cae muy bien al cutis y al pensamiento.) Sentadita en mi terraza  con una copa de vino me dispuse a ver este fenómeno tan especial. Es que no me pareció mejor forma de disfrutar de la noche. Y a medida que se iba cubriendo la luna, se me ocurrió este poemita tonto y un poco infantil,  (digo yo) mi suerte es que lo escribí muy rápidamente y no se me olvido.

Hoy encontré esta fotografía tan fantasiosa y tan bonita y no me pareció nada mejor que acompañarla con aquel poemita tonto que escribi un dia.

Estos días ando pa´dentro.

 

Baño de luna

 

Báñame con tu luz mi luna

Dame el amor que necesito

Para sentirme viva, para saber que existo.


Báñame con tu luz, mi luna

 Muéstrame el camino a seguir

Para poder vivir y

para no morir.

 

Báñame con tu luz, mi luna

No te me apagues

no me dejes

hazme feliz.

 

2 comentarios:

No tiene que ver con amor dijo...

¿Cuantas veces no le he hecho peticiones a la luna?, Bonito el poemita, y que buena idea la del baño de luna, ya lo estaré intentando.
Mandame la foto y hacemos ese dibujito.
Saludos!

Luz dijo...

Yo le hago peticiones a la luna todo el tiempo!!!!!, pero creo que no me escucha. Te recomiendo seriamente los baños de luna, el problema es salir en trapos menores al frio, pero si que vale la pena, te entra una paz!!!!!. Gracias por escribir.


Gracias Lucia