sábado, 21 de febrero de 2009

Que Llego Kimbo y me robo un calcetín

Día de sol espectacular.
Esto no fuera noticia si no porque acabamos de pasar una temporada de lluvias continuas que sin uno pensarlo afectan el humor.

Entonces con un día así, dan ganas de ponerte guapa, de salir por ahí, de sonreír, de saludar y conversar con la gente, de dar paseos, a las montañas o a la playa.

Pero no nos engañemos  porque la buena noticia no es que el invierno ha terminado sino que simplemente algo llamado "anticiclón" nos da un respiro para agarrar fuerzas y soportar lo que nos falta.
Cae en días precisos, porque se celebran los carnavales, y los niños y no tan niños salen con sus disfraces a jugar a ser otros por ahí..

Y a mi lo que mas me apetece en dias así, porque es lo que mas extraño es andar descalza  por el campo o la arena  por tonto que parezca, pues es que yo siempre tengo frío brrrrrrrr.

Y entonces hoy que es día de sol y de visitar lugares donde se puede disfrutar un poco mas, me dio por sentarme a leer bajo esos rayos luminosos que aparte de calentarte un poquito el cuerpo te calientan el alma.

En una banca blanca y lejos de la sombrillas me quite mis botas y calcetines  y me dedique a disfrutar del calorcito.  Y bueno, paso lo que tenia que pasar cuando una esta tan a gusto y no tiene ganas de que no la molesten para nada.

Y que  llego Kimbo y me robo un calcetín.
Un pastor alemán gigante, que decidió que robarme un calcetín era buena idea y yo sin darme cuenta hasta que muy contento, me ladró para hacerme fijar en su travesura, me sorprendió y yo no encontraba que hacer, pues pensaba que si lo perseguía el saldría corriendo. 
Y así fue, 
lo llame, y no me hizo caso, 
lo perseguí descalza y como que se burlaba de mi,
cuando regresaba a la  banca, me volvía a ladrar.
Y así me tuvo mucho rato,  aterrada de perderlo porque se que ese sol se ira al  atardecer  y de nuevo necesitare mi calcetín,
cuando por fin me pude acercar,   entonces no se  lo podía quitar,
creo que si pudiera se hubiera reído de mi,
Al final,  recupere mi calcetín, volví a mi banca pero sinceramente sin nada de ganas de volvérmelo a poner.
¿Y Kimbo?
Se tumbo a mi lado, ya contento y satisfecho de haber llamado mi atención,

Y se me bajo el enojo, y me arrepentí de haberlo reñido tanto, porque me quede pensando, que de repente  el también extrañaba esos días de sol, y tenia ganas de jugar.
Que disfrutaba conmigo, el estar ahí.

Y me saco una sonrisa, que llego Kimbo y me robo un calcetín.



8 comentarios:

seo dijo...

jejeje, la perra de mi hermano hace lo mismo

saludos soleads

besos

NTQVCA dijo...

Pues eso te laegro todavía mas el día!, me imagine todo, hasta el color de tus botas.
Saludos!

la MaLquEridA dijo...

Qué bueno que tuviste un día alegre,nosotros nos encontramos a un perrito atropellado y al bajar a verlo,era kike,(la mascota de mi sobrino)y nos partió el corazón.

Porqué se tuvo qué morir kike?

sniff,sniff

Lily dijo...

Kimbo encontro su manera de llamarte la atencion y regalarte una sonrisa... al leerlo casi los veia.
Estuve paseando por todo tu mundo y me encanta...
Besos

Luz dijo...

que conste que kimbo por lo me contaron luego, no se roba cualquier calcetin, jeje.
Amigas blogueras, gracias a todas por venir.

Ahora Que Hice dijo...

ke para éso son los kimbos. compañeros de primera necesidad.

CállateTú dijo...

Quédate a Kimbo... dale refugio porfis

Anónimo dijo...

mira http//www.encuentraatuotrocalcetin.com

Pueda que te interese :P


Gracias Lucia